MUTUALISTA
Luego de tres décadas de gestión la Cooperativa de Vivienda “San Gregorio” Ltda. de la Policía Nacional y sus directivos empeñados en solucionar el grave déficit habitacional del personal policial, resolvieron nombrar una comisión con la finalidad de conformar una institución dedicada exclusivamente a este fin. Tras la capitalización realizada por los socios fundadores de la MUTUALISTA ORDEN Y SEGURIDAD, mediante aportaciones mensuales voluntarias; en los últimos meses se han mantenido reuniones entre la Sra. Superintendenta de Bancos, su equipo técnico, directivos de la Cooperativa y el Alto Mando policial a fin de agilitar el proceso de constitución de la entidad financiera de crédito para la vivienda de la Policía Nacional.

A ello se suma el apoyo político recibido por parte del Ministerio de Gobierno y Policía lo que nos permite asegurar que trabajamos con todos los argumentos para lograr la viabilización del Proyecto. Resulta importante recalcar que la mencionada cuanta de capitalización es considerada inamovible hasta que la resolución de Superintendencia de Bancos llegue a su fin.
Para cumplir con el ofrecimiento de sortear una casa entre los socios inscritos, el día 10 de diciembre de 2008 se realizó el sorteo a través del medio de comunicación RTU, canal 46, la suerte recayó en el señor Policía Rosero Cupacán Cristian Andrés, quien presta servicios en el CP-10 Carchi. Al momento trabajamos de manera sostenida en el proceso de constitución de la MUTUALISTA ORDEN Y SEGURIDAD, a la espera de la resolución de la Superintendencia de Bancos, que defina los parámetros legales sobre los cuales actuaremos en el ámbito financiero. Como un mandato de los 13.000 socios, ahora trabajamos en la estructuración física de la entidad financiera.

Los consejos de Administración y Vigilancia de la Cooperativa resolvieron iniciar la construcción de la sede en la ciudad de Quito (calles Italia y Vancouver); lo que reitera nuestra responsabilidad con la institución y cada uno de los socios. Hemos atravesado un proceso complejo pero estamos concientes de que es por un sueño que redundará en beneficios, no solo para nosotros, sino para la institución y las generaciones venideras. De este modo, avanzamos en el propósito fundamental de solventar las necesidades sociales de los miembros de la Institución Policial, bajo criterios de transparencia y honestidad.